Experimento siniestro

by The ONE MaTT on 2012/05/03

Si tuviera que definir la película Grave Encounters (o como llegó a nuestra cartelera: Fenómeno Siniestro) en una palabra, diría “experimental“. No hay mejor descripción para este intento de los Vicious Brothers de capitalizar en el éxito del formato found-footage, que ha invadido el género del terror (con exponentes destacables como The Blair Witch Project, Paranormal Activity y REC, entre otros), y hacerse de algo de dinero aprovechando un pequeño presupuesto, actores desconocidos, e intentando asustar al espectador con limitados recursos.

Lance Preston no le teme a nada

Recalco lo de limitados recursos puesto que considero que ese es el principal problema de esta cinta. Cuando un film, particularmente uno de terror, cuenta con pocos recursos, aquello que ha de asustar al espectador es el juego psicológico, la historia correctamente narrada, la incomodidad de los ambientes, la preocupación legítima por los personajes, la desesperación contagiada, en resumen la capacidad de la inmersión del público en la cinta; y esta película es incapaz de contagiar dichos elementos.

Decir que la cinta no tiene aciertos sería mezquino. Los tiene, aunque contados, y estos funcionan bien. El setup es delicioso y logra atrapar, con lo que se consigue hacer una introducción entretenida y medianamente creíble; la locación es de lo mejor que se ha visto en recientes películas de terror, ya que es legítimamente pavorosa y, a mi juicio, el punto más alto del film. Cada uno de sus ambientes, desde el edificio decadente, los interiores derruidos, las ventanas con barrotes, los túneles oscurísimos, los largos corredores o el cuarto de baño antiguo, resultan impecables, y aún más, la película tiene el gran acierto de hacer del edificio un personaje más a partir de la mitad del film.

Resulta que hoy en día, todos son Spiderman

Los actores son cosa aparte, vale destacar sus performances como correctas, y aún más, considerablemente naturales. Hacen lo que pueden ante un limitado rango creativo sellado en un guión que los dirige torpemente y les resta sentido poco a poco, conformando personajes que, si bien planos y meros peones puestos en el film para morir, resultan divertidos, particularmente T.C. (cuyo mayor mérito es quejarse durante toda la cinta). Notable es, en este caso, la lenta evolución del protagonista, Lance Preston, hacia la locura dejando para el recuerdo una escena sumamente oscura que involucra una enorme rata.

Pero aquí es dónde paramos de contar los aciertos y nos damos cuenta de las carencias del film, siendo el más grave la pérdida del propósito lógico de los personajes, ya que pronto olvidamos que se trata de una lucha por la supervivencia para encontrarnos con gente dando vueltas por la locación sin motivo aparente (lo peor es que pareciera que este evento fue intencional, convirtiéndose en el mayor de los experimentos fallidos que nos ofrece la cinta); tenemos escenas de terror puro que terminan provocando risa, nuevamente por malas decisiones de dirección, y ni siquiera hablemos del intento de uso de CGI durante cierta escena del metraje, porque resulta casi insultante. Más aún, el susto se reduce al simplismo del efecto sorpresa y descubrimos que los espectros que nos asustaron en el build up son meros monigotes mal maquillados incapaces de asustar por su naturaleza sobrenatural, no conforme con eso se siente repetido el uso de las caras deformadas muy al estilo de lo visto, aunque en este caso efectivo, en El exorcismo de Emily Rose.

¿Y ella es la asustada?

Los espectadores benevolentes podrían alegar que esto puede disculparse si las “muertes” valen la pena, sin embargo, tampoco es así: el encuentro de cada personaje con su destino final es torpe, mal planteado, incapaz de generar emociones distintas a la decepción. Tal vez algunos dejen pasar los desaciertos considerando que el final es adecuado, y en efecto lo es, pero no es el remate óptimo para subsanar los puntos bajos del film. Otros quizás podrían alegar que con el poco presupuesto de la cinta no se podían lograr cosas mejores pero yo recordaría que Paranormal Activity (de $15,000 de presupuesto) usando el mismo formato logró armar una historia superior en todos los aspectos a esta.

En conclusión, se trata de una cinta blanda que no aporta nada nuevo al género, un intento quizás bienintencionado que falla por probar mucho y mal, que desaprovecha monumentalmente la locación, que fuera su mayor baza, y que incluso como entretenimiento resulta insuficiente. Quizás el único logro de esta película es hacernos sentir lo que sus personajes: deseos inmensos de huir de un lugar al que acudimos esperando lograr algo más y frustración plena por la incapacidad de hacerlo convirtiéndonos en víctimas de un verdadero y experimental fenómeno siniestro.

4 Responses to “Experimento siniestro”

  • Sama says:

    No supieron manejar nada. La pela tenía un argumento creíble, pero no lo supieron llevar bien. Experimental, como dices. Le doy un 4!

  • Una de las películas inglesas más clásicas, con una acertada relación de respeto y creatividad con la novela homónima que le da vida, es El Mensajero / The Go Between, dirigida por Joseph Losey. Es un ejemplo extraordinario de adaptación de una novela al cine: el resultado fílmico tiene valor en sí mismo y puede equipararse a la obra literaria en cuanto a que produce un goce estético igual o mayor.Esta producción inglesa basó su historia en una adaptación de la novela homónima de L. P. Hartley, publicada en 1953. Filmada en 1970, ganó el Gran Premio Internacional del Film del Festival de Cannes en 1971. El trabajo de adaptación de la novela al cine recayó en el dramaturgo Harold Pinter, cuya labor en teatro y cine es reconocida mundialmente. Pinter captó con sensibilidad y oficio las principales virtudes de la novela de Hartley como el esbozo de la clasista sociedad inglesa de principios de este siglo, desde sus ritos y actitudes hasta sus obsesiones por la etiqueta y el vestido. Todos estos elementos sútiles marcaban en forma discreta la terrible diferencia de clases y la discriminación de los aristócratas hacia las clases medias.Pinter respetó mucho del diálogo de la novela, pero compactó las escenas para aumentar el dramatismo, y escogió las mejores. Por otra parte, en el desarrollo de la trama, Pinter fragmentó el tiempo y la novela se narra en cine con base en flashbacks, con un cierre final donde se mezclan los tiempos en la memoria de los personajes. A partir del guión de Pinter, Joseph Losey dirigió una de sus mejores películas.El film es un largo flashback. El personaje del niño – adulto, Leo Colston, recuerda un momento de su pasado que marcó su vida sentimental y lo hizo cambiar para siempre. Por eso, Leo dice: “El pasado es un país extranjero; allí hacen las cosas diferente”. La cinta es un ejercicio doloroso de la memoria, un viaje extenuante al pasado.

Trackbacks & Pings

  • Bitacoras.com says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si tuviera que definir la película Grave Encounters (o como llegó a nuestra cartelera: Fenómeno Siniestro) en una palabra, diría “experimental“. No hay mejor descripción para este intento de los Vicious Brothers de capitaliza…..

Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

youth new era dc hats new era hats 59 fifty wholesale spyder jacket mulberry sale new era fitted hats for babies mulberry sale new era 9forty cap youth new era dc hats cheap new balance 574 new era 901 hats new era 47 hats new era 9forty cap new era 2012 nfl hats custom new era caps 59fifty