Entrevista a Pamela Yates – Granito de Arena

Llegó a Lima para presentar su último documental en competencia en el ya finalizado XV Festival de Lima. Pero más que por la competencia, ella llegó a nuestro país a mostrar la cara terrible de una dictadura como la que se vivía en Guatemala en la década de los 80s, una que resuena en cada rincón de Latinoamérica como propia. Pero por encima de todo, ella vino para mostrar que queda esperanza, que no hay mal que por bien no venga, que el documental es tal vez ese salvavidas con el cual nos podemossalvar de hasta el más tormentoso tsunami político. O al menos ella así lo cree. Esta es su historia, en una entrevista.

Tengo entendido que Granito de Arena está centrado en un juicio que entablas utilizando material de otro documental tuyo, allá en los 80s.
Un documental que hice en 1982 que se llama Cuando las Montañas Tiemblan. De él utilizan todo el material inédito como evidencia forense en un caso de genocidio en la Audiencia Nacional de España. Pero más que eso, Granito de Arena es un documental sobre cómo hacer o lograr el cambio social, que sí se puede. Es un documental lleno de esperanza, porque los guatemaltecas nunca han dejado la búsqueda por la justicia. El único genocidio en América Central en el siglo XX sucedió en Guatemala. Dos de los generales que están en la sala de juicio para el genocidio están en mi documental original. La persona que llevó el caso a la Audiencia Nacional de España, Rigoberta Menchú, premio Nobel de la paz, cuando tenía 22 años, fue la protagonista de Cuando las Montañas Tiemblan. También es un documental sobre el destino. Y, a la vez, es un documental sobre los documentales, sobre mi carrera como documentalista en más de 30 años.

¿Cómo es que interesas inicialmente en la situación de Guatemala?
Yo estaba trabajando como sonidista para otros directores en los años 70s y 80s en Centro América, durante la guerra en Nicaragua y el Salvador, cuando oí de una guerra escondida en Guatemala. Todos los periodistas guatemaltecos estaban siendo matados, o silenciados, por el gobierno, al tratar de escribir y revelar esta guerra escondida. Yo estaba interesada en exponer lo que estaba pasando en Guatemala. Y también lo hice porque sabía que el gobierno de los EEUU tenía un rol fundamental en perpetrar las dictaduras en Centroamérica, especialmente en Guatemala. Era mi responsabilidad como ciudadana americana.

¿No tuviste miedo en algún momento a las represalias?
Siempre, mucho miedo. Pero el miedo nunca me ha parado. Una tiene que aprender cómo vivir con el miedo, o convivir con él.

¿Has recibido amenazas alguna vez?
No, felizmente. Se me hace que los guatemaltecos están en mucho más peligro que yo.

¿Mantienes contacto constante con la gente involucrada en ambos documentales?
Sí, se me hace que es muy importante para un documentalista seguir ligada con las personas y el lugar donde se hacen los documentales a través de los años. No simplemente regresar a hacer documentales sobre el mismo tema, sino entablar relaciones más estrechas con la gente del lugar. Yo fui a Guatemala a mostrar Granito de Arena a las personas que aparecen en el documental, antes de estrenarla públicamente.

¿Cómo ves esta inestabilidad política que se vive en Latinoamérica en general, no solo en Guatemala?
Cuando yo empecé mi trabajo en América Latina, porque también hago documentales sobre los EEUU allá, todos los países, excepto por tres, estuvieron bajo dictaduras militares. Ahora se me hace a mi que, a pesar de los problemas que existen, hay democracia, estados democráticos, y eso es debido al trabajo ejemplar del Movimiento por los Derechos Humanos, que ha insistido a los países a seguir un Estado de derecho. Por lo menos ahora hay la libertad de tener manifestaciones, como en Chile. Hay problemas, sí, pero ahora hay otras maneras de resolver los problemas, en vez de desapariciones, torturas, crímenes de lesa humanidad, entre otros. La situación es mucho más favorable ahora. ¿Pensabas en algo en particular?

No, no, se me venía a la cabeza Correa ahorita no más en Ecuador y la pena que consiguió contra un periodista, o en Venezuela…
Chávez.

O aquí mismo empezamos un nuevo gobierno, no sabemos exactamente qué es lo que va a pasar.
Al menos Susana Baca es Ministra de Cultura. (Risas).

Es una estabilidad que no hemos tenido y todavía no tenemos. Incluso Chile, que se pensaba estaba bien, ahora de la nada estalla en esto.
Felizmente la mayoría de países son democráticos hoy, al menos en eso se ha avanzado algo.

Pero queda ese miedo.
La lucha nunca para, nunca se detiene.

¿Crees que con los documentales se puede cambiar la mentalidad de la gente? ¿Se los puede hacer reflexionar?
Ese es el corazón de Granito de Arena, justamente. Porque es una carta a la próxima generación, tu generación exactamente, de que el hecho de documentar violaciones de derechos humanos sí vale, y sí puede tener un impacto imprevisto. Buen ejemplo ha sido toda la documentación de las violaciones de derechos humanos en los años 80s y 90s aquí en el Perú. Ahora Fujimori está preso, y mucho de eso se debe a esa documentación, sacada en los 10 años de su Presidencia.

¿Cómo sientes que ha evolucionado la manera de hacer documentales en los últimos años?
En las décadas que voy haciendo documentales, hemos visto cambios tremendos. Por ejemplo, la democratización de los medios de producción: ahora cualquier persona puede hacer un documental. Bueno, cualquier persona también puede escribir un libro, ¿no? Pero eso no quiere decir que uno es buen cineasta. Pero se da esta apertura para poder hacerlo. La otra cosa es que está explotando el género documental en el mundo entero, porque se han aceptado muchas formas de hacer documentales. Ahora el campo es mucho más amplio artísticamente.

¿Y con respecto al público?
Creo que acepta más esa amplitud artística sobre lo que es hacer un documental.

5 Comments
  1. ayer vi parte de este documental en la tv..y aqui estoy viendo..uyyy uf le falta unu00a0 ingou00a0 de todo esto esto es como la puntita de aguja…

  2. “NO, felizmente, los guatemaltecos estu00e1n en u00a0mas peligro que yo” u00bfQue respuesta es esa? que bueno que ellos si y yo no…u00a0

  3. una palabra para resumir este documental: IMPRESIONANTE me encantó, me transportó totalmente a la decada de los 80s. y me hizo vivir una parte del pasado de mi pueblo guatemalteco. Muchas Gracias Pamela por su labor y por aportar su granito de arena para que algún dia la justicia sea visible en nuestra querida Guate! la admiro muchisimo por su valor y su emprendimiento simplemente…..increible.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>